Sinopsis

Para Francisco López, el lunes es su día ganador. Un lunes nació, un lunes perdió la virginidad, un lunes se casó, un lunes tuvo a su primera hija, un lunes entró al banco donde trabaja hace 10 años, y un lunes lo van a nombrar gerente del banco y va a poder comprar un carro nuevo para Mariana y el apartamento 403, el mejor del conjunto donde vive. Pero ese día, las cosas cambian, pues Francisco empieza a descubrir la verdadera familia que tiene: su hija Camila no es virgen desde los 16 años. Su hijo Diego, cambia de tribu urbana cada semana. Una pequeña niña más lista que él, Sorpresa , y una esposa cansada y decepcionada de la relación.

Y para completar el día ganador de Francisco, ese lunes no es ascendido a gerente, sino que pierde su trabajo injustamente luego de 10 años de labores. Roberto Montoya, jefe de su esposa en otra sucursal, se gana la gerencia y lo hace echar del banco. Pero esto a él no le importa, porque es de esos que nacieron para conquistar el mundo. Así que sale decidido a buscar trabajo y a encargarse de la casa. A limpiar, a hacer comida y a sacar al perro al parque. Igual que lo hacen las amas de casa del conjunto, como su nueva vecina, Bertha, esposa de Roberto, el mismo que le quitó la gerencia y lo echó del banco, el mismo que le tiene ganas a su esposa y se la va a llevar a trabajar con él.

Pero Francisco es de aquellos que los golpea el éxito constantemente, así que sale a buscar trabajo, primero muerto que amo de casa. Pero la edad, su falta de especialización en su carrera y las malas referencias que da Roberto lo dejan sin posibilidades. Bueno, sólo le queda una, alquilar un local con la plata de la liquidación para montar una oficina de asesorías financieras. Local que le arrebata a Bertha, su vecina. Ella quiere montar un negocio de galletas y ese era el lugar perfecto. Pero la oficina de asesorías financieras tampoco funciona. Así que el éxito tendrá que golpearlo, pero para realizar las labores domésticas. 

Average: 4.2 (313 votos)