El Capo

Uriel Balanta

Bárbaro Marín

Es un sacerdote devoto a su profesión, tanto que acepta remplazar como párroco de El Paso a su amigo que fue asesinado, el padre Rafael Medina. Sin embargo, es raptado por El Capo, con el fin de que Tato lo suplante para llevar a cabo su gran plan: construir un submarino.