NOTICIAS

Junta de Educación de Chicago estudia cerrar escuelas públicas infrautilizadas

27 Noviembre 2012 - 04:20 am
Foto: Getty Images
La Junta planea "redimensionar" las escuelas, pero luego podría comprometerse a no acometer medidas similares en al menos cinco años.

Barbara Byrd-Bennett, directora ejecutiva de las escuelas públicas de la ciudad, detalló el lunes que el sistema público de enseñanza de Chicago tiene 100.000 plazas vacantes en sus 681 planteles de primaria y secundaria.

Sin concretar cantidades, ni citar de forma directa el cierre o la "consolidación" de escuelas, dijo que "es necesario ejecutar un plan final e integral para terminar con los problemas de subocupación".

Según cálculos de las autoridades, el presupuesto de la enseñanza pública tendrá un déficit de mil millones de dólares el próximo año y el distrito podría ahorrar entre 500.000 y 800.000 dólares con cada escuela que funciona a la mitad de su capacidad y que se podría cerrar.

Por lo menos cien escuelas dejarían de funcionar antes del comienzo del año lectivo 2013-2014, aunque la cantidad no fue confirmada oficialmente porque dependerá de las recomendaciones de una comisión especial que se encargará de auscultar la opinión de la comunidad.

"Una vez ejecutemos el plan final, el alcalde (Rahm Emanuel) nos ha pedido que implementemos una moratoria de cinco años que ofrezca estabilidad a nuestras comunidades", dijo Byrd-Bennett.

Añadió que "en el pasado la incertidumbre sobre los cambios en las escuelas se trasladaba de un año al otro, y tanto los estudiantes como sus padres y la comunidad quedaban preguntándose lo que vendrá. Eso se termina este año", afirmó.

La medida fue rechazada de inmediato por la presidenta del Sindicato de Maestros de Chicago, Karen Lewis, quien dijo en un comunicado que la subocupación argumentada por el distrito "es una excusa para cerrar escuelas barriales y dejar el lugar libre para nuevas escuelas chárter".

En su opinión, el plan de la junta educativa "apunta solamente a las comunidades de color" de Chicago, representadas por afroamericanos y latinos que son la mayoría de los estudiantes.

El sindicato se opone a las escuelas chárter, que son públicas pero administradas por organizaciones privadas y no contratan maestros sindicados.

La junta educativa, que ha sido criticada por la forma en que decide el cierre o consolidación de escuelas de baja ocupación o rendimiento, gestiona ante la Asamblea Legislativa de Illinois que postergue, del 1 de diciembre al 31 de marzo, el plazo legal para informar el detalle de las escuelas que serán cerradas durante el año lectivo 2013-2014.

La comisión independiente realizará a partir del lunes al menos cinco reuniones públicas con el sindicato de maestros y la comunidad para discutir el futuro de las escuelas problemáticas.

El trabajo informativo de la comisión especial incluirá mesas redondas, conferencias telefónicas y contactos a través de Twitter.

Las escuelas públicas de Chicago constituyen el tercer distrito escolar en tamaño del país, con 403.000 estudiantes, de los cuales 40 por ciento son de origen hispano.

 

Colaboración EFE

Tags
Compartir