NOTICIAS

Jóvenes latinos sirven a la comunidad en Thanksgiving

19 Noviembre 2012 - 01:31 pm
Foto: Tomada de www.cd4.hctx.net/explorers.php
Un grupo de adolescentes aprovecha las fiestas de Acción de Gracias para compartir con la comunidad mientras se preparan para ser policías.

Explorers, un programa creado por la oficina del alguacil del condado Harris (HCSO, en inglés) en 2011, está integrado por jóvenes de 14 a 21 años de edad que tienen interés en formar parte de alguna institución policial o militar.

Según Terry Garza, agente de HCSO y coordinadora de Explorers, el objetivo principal del programa es incentivar la participación de los jóvenes para que se conviertan en miembros de la policía o afines.

"Y no sólo aprenden cómo es la vida policiaca sino también aprovechan la gran cantidad de recursos que ofrecen diversas entidades a jóvenes como ellos, desde becas universitarias hasta invitaciones para formar parte del cuerpo policial de varias ciudades del condado", indicó Garza a la prensa internacional.

Garza, de origen hispano, indica que más allá de las obras de caridad en las que los jóvenes forman parte como voluntarios, los estudiantes participan de entrenamiento físico y táctico como si se tratara de una academia donde se forman policías.

"Aunque no cargan armas de fuego, sí corren el mismo riesgo que un agente de policía porque patrullan zonas de peligro en diferentes áreas del distrito y el público no diferencia si son estudiantes o no", agregó Garza.

Explorers no es un programa social para adolescentes que tienen problemas de conducta, pero para ingresar en él los participantes no deben contar con ningún tipo de antecedente judicial y penal.

De hecho, muchos de los jóvenes pasan pruebas de actitud psicológica y aprenden a manejar armas en sesiones de tiro al blanco con bastante regularidad. Además, estudian las leyes locales y analizan casos policiales de toda índole.

Uno de los requisitos para continuar en el programa es llevar a cabo sesiones de servicio a la comunidad, como en las fiestas de fin de año, donde sirven como voluntarios en las actividades que realiza HCSO durante esta época.

Elizabeth Puente es una de ellas. A sus 17 años ya ha efectuado innumerables horas de voluntariado y, afirma, es este período el que más satisfacción personal le brinda.

"Es una prueba constante, esa, la de ayudar al prójimo, al que menos tiene. Poder indicarle a la población los recursos que existen es una tarea que me agrada, me hace sentir mejor persona", dijo Puente, quien cursa el penúltimo grado de secundaria.

Por estos días, la joven se acerca a la sede principal que tiene HCSO en su distrito para entregar junto a sus compañeros canastas de víveres con alimentos básicos para que los menos afortunados tengan para la cena de Acción de Gracias.

José Sánchez, de 17 años, también asiste como voluntario en las entregas de canastas de alimentos a los que menos recursos tienen.

"Es parte de mi intención de ser policía o quizás ir al ejército. Venir y conocer a mi comunidad es muy importante", indicó Sánchez, quien ingresó al programa Explorers atraído por la idea de servir como agente del orden.

"Decidí meterme aquí para tener mayores posibilidades y comprender más sobre lo que es ser policía y principalmente para saber qué necesitan ellos (la comunidad)", añadió.

Para Cynthia Carmona, de 16 años, mantenerse activa en este programa significa salir de la rutina diaria de un adolescente y probarse a sí misma que una latina también puede ser ruda dadas las circunstancias.

"En casa mis papás no estaban de acuerdo, pero poco a poco se han ido dando cuenta de que se trata de una profesión y de mi vocación, así que ahora me apoyan", resaltó Carmona.

Explorers es un programa a nivel nacional que cuenta aproximadamente con 33.000 miembros adolescentes y más de 8.000 adultos voluntarios.

En el condado Harris, donde a población es mayormente hispana, existen actualmente seis grupos.

 

Colaboración EFE

Tags
Compartir