NOTICIAS

Día Mundial del SIDA

30 Noviembre 2012 - 05:57 am
Foto: Autor: Trygve.u. Licencia Creative Commons.
Este sábado, primero de diciembre, se conmemora el Día Mundial del SIDA.

Este primero de diciembre se conmemora el Día Mundial del SIDA, una enfermedad que desde su identificación en 1981 se ha propagado implacablemente a través del mundo amenazado con ser una de las peores epidemias de nuestra historia humana.

Un reporte de ONUSIDA revela que en el 2011 surgieron 2.5 millones de infecciones nuevas del VIH y 1.7 millones de personas murieron por causas relacionadas con el SIDA. Según el Banco Mundial, desde que se empezaron a identificar los primeros casos aproximadamente 65 millones de personas han sido infectados con el VIH y 30 millones han fallecido.

A pesar de la devastación que el SIDA ha causado, en particular en el continente de África, la lucha contra esta enfermedad crece cada vez más. Los últimos avances científicos han traído grandes expectativas sobre el progreso de tratamientos para los seropositivos y la posible erradicación de la epidemia.

Este año, el tema del Día Mundial del SIDA es “Llegar a cero” haciendo referencia al objetivo de ONUSIDA de cero infecciones nuevas, cero discriminación y cero muertes en el año 2015.

El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, informó recientemente que las nuevas infecciones del VIH se han reducido en más de un 50% en 25 países. “El ritmo de progreso es cada vez mayor: para lo que antes se necesitaba una década, ahora se consigue en 24 meses. Se trata de un hecho sin precedentes”, aseguró Sidibé.

En este Día Mundial del SIDA, hay muchas maneras en las que las personas se pueden unir a la lucha contra el SIDA. Una de las formas es educándose sobre esta enfermedad. A pesar de las campañas de concientización que se han llevado a cabo en los últimos 30 años, aún existe confusión y desinformación sobre el VIH/SIDA. 

¿Qué es el VIH/SIDA y cómo se contrae?

El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es una enfermedad incurable que desarrollan las personas infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). El VIH se contrae a través del contacto con fluidos corporales de una persona portadora del virus. Las tres principales formas de transmisión del virus son las relaciones sexuales sin protección, el uso de jeringuillas contaminadas y de madre a hijo durante el embarazo, el parto o el periodo de lactancia. La probabilidad de ser infectado con el VIH a través de una transfusión de sangre es muy baja ya que desde el año 1985 toda la sangre donada en Estados Unidos pasa por el análisis del VIH.

Una persona con VIH desarrolla SIDA cuando su nivel de células T desciende por debajo de 200. El nivel normal de células T en una persona saludable es entre 500 a 1500 células. El tiempo en el que se desarrolla el SIDA varía de persona en persona pero en la mayoría de los casos los síntomas aparecen por lo menos diez años después de ser infectado. El VIH deteriora lentamente el sistema inmunológico de una persona hasta que el cuerpo ya no puede combatir los virus o las bacterias intrusas y durante esta etapa de la enfermedad las personas pueden contraer infecciones oportunistas. La mayoría de las muertes por SIDA son causas de una o varias de estas infecciones.

La prevención

El contagio del VIH es 100% prevenible siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias. En el momento de tener relaciones sexuales es importante saber que las probabilidades de infectarse aumentan con cada pareja sexual que tenga. El uso de preservativos disminuye estas probabilidades por aproximadamente 95% cuando los preservativos se usan correctamente y en cada encuentro.

La Organización Mundial de Salud informa que compartir agujas o jeringas contaminadas es un gran factor de riesgo por lo que recomiendan que las personas que se inyectan drogas usen materiales estériles en cada inyección.

Según UNICEF, las mujeres embarazadas portadoras del VIH deben tener acceso a medicamentos antirretrovirales durante el embarazo, el parto y el periodo de lactancia para evitar que la infección se transmita a sus bebés.

Prueba de detección del VIH

Hacerse la prueba del VIH es de suma importancia para poder iniciar un tratamiento que ayude a disminuir las probabilidades de desarrollar SIDA pero también para prevenir el contagio a otras personas. Aproximadamente uno de cada cinco estadounidenses no saben que son portadores del VIH, poniendo en riesgo a sus parejas. La única forma fiable de saber si una persona está infectada o no es a través de una prueba de detección del VIH.

 

Redacción MundoFOX

Tags
Compartir